POLÍTICA PROVINCIAL

Vuoto reclama “diálogo y no coacción”

31.03.2017

El intendente de Ushuaia cargó contra la “política del látigo” del gobierno.El intendente Walter Vuoto advirtió al gobierno fueguino que “la política del látigo tiene un límite, y es la institucionalidad”, y reclamó “diálogo sin coacción”. Consideró que pretender quedarse con el impuesto inmobiliario y mantener una deuda superior a los cien millones, implica una coacción y una asfixia a la gestión municipal. Para Vuoto, dialogar en este contexto, es asimilable a que “pongan una pistola sobre la mesa”.

Río Grande.- El intendente de Ushuaia Walter Vuoto participó ayer de la conferencia del constitucionalista Eduardo Barcesat sobre autonomías municipales y, en diálogo con la prensa, se refirió al conflicto con el gobierno, que pretende quedarse con el cobro del impuesto inmobiliario.
Dijo que ambos intendentes están “muy preocupados por la situación que estamos atravesando. Esta disputa que se da, este avance del gobierno provincial sobre las autonomías provinciales y sobre la dignidad de las ciudades de Ushuaia y Río Grande, es preocupante en el escenario en que vivimos”, remarcó.


Barajó que “una disputa así años atrás sería más de corte político, o más liviana. Hoy nos encontramos en un contexto muy complicado, porque hemos perdido 6.700 puestos de trabajo en la provincia, la recaudación ha bajado, el consumo ha bajado, hemos cerrado paritarias muy por debajo de la inflación de los últimos dos años, los trabajadores han perdido poder adquisitivo y hay una crisis social que se viene profundizando”. 
Agregó que “no hay plata para obra pública como solía haber por parte de la Nación, por fuera de la coparticipación. En 2015 la intendencia de Ushuaia tuvo 237 millones de pesos para obra pública por fuera de la coparticipación y el año pasado tuvo cero. Lo mismo le pasó a la Municipalidad de Río Grande”, dijo.
En medio de la crisis, los municipios deben “hacerse cargo de más servicios con recursos propios, por esta situación de fragilidad económica, social, de crisis laboral. Por eso este conflicto marca un antes y un después, y es de una gravedad institucional nunca antes vista”, enfatizó.

Contra la Constitución 

Vuoto sostuvo que el intento del gobierno de quedarse con el impuesto municipal está violentando “el espíritu de la Constitución Nacional, de la Provincial, de los estatuyentes y la autodeterminación de los pueblos de Ushuaia y Río Grande que votaron sus propias cartas orgánicas y su autonomía. Violentan todo esto y es muy peligroso para lo que se viene”, advirtió.

Amplio respaldo

Asimismo, dio cuenta del respaldo de referentes de distintas fuerzas políticas, sindicatos y organizaciones civiles, a los municipios: “Esto es señal de que el gobierno no está por un buen rumbo. Hay representantes gremiales, de asociaciones civiles, políticos de todos los espacios, vino la ex gobernadora, la ex senadora Caparrós, la ex convencional constituyente María Teresa Méndez, sectores del peronismo, del MPF, de FORJA, de todos lados”, indicó sobre los presentes en la conferencia.
“Esto tiene que ver básicamente con la defensa de las autonomías, porque esta provincia es muy municipalista. Los Municipios nacieron antes que la provincia y siempre han estado más al lado del vecino. Son el primer escalón de representatividad donde los vecinos acuden a buscar una respuesta”, subrayó.
El respaldo recibido “marca a las claras la preocupación de muchos dirigentes y sectores de que esto pueda suceder. Yo llamo a la reflexión a la gobernadora para que repiense el rumbo de las decisiones que ha tomado, que piense que tiene que bajar el nivel de confrontación con los Municipios de Ushuaia y Río Grande, y tiene que poner palabras más firmes en la defensa de los intereses de Tierra del Fuego”, planteó Vuoto.

La política del látigo

Consultado acerca de la explicación que encuentra a la confrontación del gobierno, dijo que a su criterio “tiene que ver con una política de ajuste. Esta es la segunda etapa y tiene que ver con quitar margen de maniobrabilidad a los Municipios. Ya hemos sufrido el año pasado el ajuste a los trabajadores públicos; hemos sufrido el ajuste al empleo privado, con la cantidad de despidos en el sector industrial; y ahora es el ajuste a los Municipios, porque si esto sale mal no tendrán otra que ajustar”, lamentó.
“Creo que es un plan económico trazado, y más que económico diría que es político, porque para ellos esta plata significa el 0,28% del presupuesto provincial, y para nosotros es el 40 ó 50% de los recursos propios”, comparó.
“Es una confrontación a destiempo, tal vez es un pase de facturas por cómo reaccionaron los Municipios el año pasado contra el ajuste estatal, o cómo reaccionamos permanentemente en defensa de los trabajadores y no callamos lo que está sucediendo en Tierra del Fuego, con la cantidad de despedidos. Tal vez es porque marcamos algunas disidencias, pero la política del látigo y el apriete tienen un límite, que es la institucionalidad, el respeto a las cartas orgánicas municipales, la constitución provincial y nacional. El respeto a las instituciones es el límite de la política del látigo”, reiteró el intendente.

Chicanas bajas

Respecto de los términos en que se refirió la gobernadora en los últimos días, tildando de “inmaduros” a los intendentes, o poniendo en duda si en Ushuaia conduce Vuoto o su jefe de gabinete Souto, el intendente capitalino dijo que “esas chicanas son bajas, no son de una gobernadora. Yo no quiero recurrir a las chicanas y lo que uno hace es discutir política económica, adónde vamos, dar una discusión política. Yo no pongo en duda quién conduce el gabinete de Bertone, o si ella es la gobernadora, esté o no esté. Son chicanas que en todo caso se usan cuando vamos a confrontar en las elecciones. Son para la época de proselitismo, y me sorprenden las declaraciones de la gobernadora, porque desde que asumí nunca he confrontado desde la chicana”, manifestó.
“Creo que hay que elevar el nivel de discusión, porque no sirve dejarnos llevar por chicanas cuando la gente está tan mal y estamos en una etapa tan complicada de la Argentina. Estas chicanas lo que hacen es desacreditar los cargos públicos, la política. No tenemos que caer en esa discusión”, indicó.
Aunque desde el gobierno sigan los ataques, afirmó que “yo no voy a chicanear, lo único que le voy a decir a la gobernadora es que, si quiere confrontar ideas, yo no tengo ningún problema. Hagamos un debate público con toda la sociedad de Tierra del Fuego. La invito a debatir y que planteemos cuáles son los problemas y las propuestas”, desafió.
También se le preguntó sobre declaraciones del vicegobernador Arcando, que llamó “adulones” a los funcionarios municipales de segunda y tercera línea, acusándolos de interferir en el diálogo con el gobierno: “Yo no ataco personalmente a nadie. Si la gobernadora quiere confrontar ideas, estamos dispuestos. Si quiere dialogar, estamos dispuestos, siempre en un marco de respeto. Por eso invito a la gobernadora a hacer un debate abierto, de frente a todos los fueguinos”, insistió.

Deuda y coacción 

Mientras tramita la demanda de AREF ante la justicia por el impuesto inmobiliario, la deuda de coparticipación sigue subiendo, y para Vuoto “se espera el peor de los panoramas de seguir así. Nosotros carecemos de una herramienta como la ley de goteo que permita tener autonomía y contar con los recursos en tiempo y forma. Si la discusión es que si te portás bien conmigo te doy la plata, y si te portás mal te castigo, estamos complicados, porque esa no es la democracia. Eso no representa los valores democráticos del pueblo argentino y el pueblo fueguino. Me parece que la política del látigo tiene un límite”, consideró.
“Si van a manejar los recursos del estado como si fuera su propia billetera para sostener a los amigos y castigar a los que no piensan igual, estamos muy complicados. Por eso ante todo solicitamos reflexión. Uno guarda una cuota de esperanza de que la gobernadora nos convoque bien, sin chicanas, porque todo esto no ayuda. Salir a convocar al diálogo y en el 80% de una nota castigarnos o ponernos chicanas, no suma”, expresó. 
“El diálogo se da entre dos personas que tienen cosas para acordar, pero si meten una denuncia y ahogan financieramente, eso es coacción, no es la búsqueda de un consenso. Es como si mañana le digo a alguien que nos sentemos a charlar pero le pongo una pistola en la mesa. Así no funciona la democracia”, sentenció Vuoto.

Candidaturas con dos opciones

Por otra parte se le preguntó sobre los candidatos para las elecciones legislativas, y si hay alguna figura en particular que tendrá el respaldo del Municipio. “Todavía no está nada definido, estamos muy concentrados en la gestión, en los problemas que tienen los ushuaienses y los riograndenses, pero hay algo que tengo en claro: si bien no hay candidatos definidos, creo que el pueblo de Tierra del Fuego va a elegir entre las políticas liberales del macrismo y las políticas en defensa de la provincia”, señaló.
“Eso es lo que se discute en las próximas elecciones: si le damos el sí a la política que tanto mal le ha hecho a Tierra del Fuego, de la mano de Mauricio Macri; o le damos el sí a candidatos que representen genuinamente la defensa de los intereses de todos los fueguinos”, concluyó el intendente.

Fuente: CONSENSO PATAGONICO

comentarios
0

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

campos obligatorios

ZONA VIDEO
Ingresá a nuestro canal de YouTube para acceder a la más completa selección de noticias en video.
encuesta

Cómo ve usted la cuarentena en su ciudad

RESULTADOS
LO MAS RECIENTE
El gobernador Gustavo Melella anuncio que Río Grande vuelve a la fase de aislamiento social, preventivo y obligatorio

03.08.2020

El gobernador Gustavo Melella se pronunció luego de definir nuevas medidas preventivas para la provincia, más restrictivas para el caso de la ciudad de Río Grande que momentáneamente vuelve al Distanciamiento Social Preventivo y Obligatorio. Las determinaciones fueron analizadas con el Ministerio de Salud y el Comité Operativo de Emergencia y consensuadas con el Gobierno Nacional y  los intendentes Martín Pérez, Daniel Harrington y Walter Vuoto.