JUDICIAL Y POLICIALES

Manipulacion obsesión de la secta Filadelfia era por los niños y adolescentes

01.06.2019

El altar central del culto donde se manipulaba y  la obsesión de la secta era  por los niños y adolescentes.Varios de los testimonios que llamó la atención a la Justicia fue el que brindó una de las mujeres rescatadas. La joven relató cómo era el régimen alimentario dentro del templo: "Comíamos solo una vez al día.

 El almuerzo. Siempre era lo mismo: una taza de mate cocido y cinco tortas fritas a los varones y tres a las mujeres. Pasábamos mucha hambre. Estábamos mal alimentados. Ahora puedo darme cuenta que no era sano comer todos los días torta frita".

Un rasgo distintivo de este tipo de organizaciones y, especialmente, del Templo Filadelfia, es la obsesión por los niños y adolescentes. Estaba prohibido ir al colegio, mal visto, porque "Dios necesita que trabajen para él". La mayoría de las personas que fueron rescatadas no sabían ni leer ni escribir. En muchos casos nunca habían ido a la escuela, en otros la habían abandonado cuando sus padres se sumaron a la organización. En las misas que se organizaban y en las "fiestas del Señor", Eva le decía a las familias que concurrían que debían entregar a sus hijos para que fuesen "siervos de Dios". Los padres, en muchos casos, los dejaban por el miedo que les había inoculado la jefa suprema.

Uno de los testimonios más contundentes por parte de las víctimas incluyó el relato de situaciones que resultaron insólitas hasta para los investigadores. Eva, en una interpretación insólita de la Biblia, justificaba la violencia de género, en un rito que concluía en un posible abuso sexual. 

 


 

 


“Temor a Dios” y obediencia: la doctrina de la “Tía Eva”

La víctima, un varón, declaró: "En el Templo de Centenera se hacían reuniones de al menos veinte hombres una vez por semana. Se apagaban las luces. Se ponía música de Alabanza. En ese momento Eva decía: 'El hombre a lo largo de la historia bíblica pegó contra Dios con mujeres por su fuerza viril natural'.Todos debíamos danzar y cuando el Espíritu Santo se ponía dentro de Eva empezaba a rozar el cuerpo de todos hasta que nos hacía eyacular. Nos explicaba que de esta manera nuestra fuerza viril estaba disminuida. Lo llamaba a esto 'castración espiritual'".

A partir de estas palabras, la fiscal Ochoa analiza la posibilidad de sumar el abuso sexual a la lista de delitos que se le imputan a Eva, que continúa detenida.

Fuente: CONSENSO PATAGONICO

comentarios
0

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

campos obligatorios

ZONA VIDEO
Ingresá a nuestro canal de YouTube para acceder a la más completa selección de noticias en video.
encuesta

¿Está de acuerdo con la Reforma Laboral?

RESULTADOS
LO MAS RECIENTE