El TERMOMETRO PARLAMENTARIO

Los diputados escrachados por Milei le terminaron garantizando la ley ómnibus

30.04.2024

El radicalismo y los diputados que responden a los gobernadores, apuntados por el Presidente cuando fracasó la primera versión del proyecto, le dieron la media sanción.

Los diputados escrachados por Milei le terminaron garantizando la ley ómnibus


El radicalismo y los diputados que responden a los gobernadores, apuntados por el Presidente cuando fracasó la primera versión del proyecto, le dieron la media sanción.

Cuando se pusieron en consideración los capítulos de la ley ómnibus en particular, los libertarios lograron entre 135 y 147 votos a favor, con el apoyo de casi todo el bloque de la UCR, buena parte de la bancada de Pichetto y los salteños y misioneros de Innovación Federal. 

La mayoría que logró Martín Menem fue abrumadora frente a los 111, 108 o 106 que se abroquelaron en el rechazo, juntando a UP, el FIT, los socialistas santafecinos y, en algunos apartados, Facundo Manes y Pablo Juliano.

Lo curioso es que los mismos legisladores que este martes apoyaron plenamente el expediente habían sido escrachados el 6 de febrero pasado cuando Javier Milei estalló de furia por el fracaso del proyecto original. Ya en la madrugada, el diputado Francisco Morchio, miembro de Hacemos Coalición Federal, adelantó que votaría por la afirmativa y reprochó las imputaciones que pergeñó Santiago Caputo en su contra y la de sus pares. "No tanto por mí sino por mi familia, que no tiene nada que ver con la política y, al contrario, me acompañan", manifestó.

En los pasillos del Congreso, se remarcaba que esta vez la Casa Rosada estuvo encima de las negociaciones, mientras que en febrero tanto el primer mandatario como su hermana y secretaria general de la Presidencia, Karina Milei, estaban de viaje. De hecho, LPO reveló que una legisladora libertaria intentó comunicarse con "el Jefe" pero la respuesta que ofreció, desde otro hemisferio del planeta, fue: "me estoy yendo a dormir".

Según legisladores aliados, la revancha de la ley ómnibus arrojó un resultado auspicioso para el oficialismo por "la seriedad y el diálogo" que habilitaron desde el Poder Ejecutivo. Tan es así que tanto el ministro del Interior, Guillermo Francos, como Karina estuvieron en la Cámara de Diputados el lunes por la noche, acaso ultimando detalles y negociaciones cuando todavía se hablaba de una votación ajustada en los segmentos de facultades delegadas en materia administrativa y régimen de incentivo a las grandes inversiones (RIGI), entre otros.

[Los diputados escrachados por Milei le terminaron garantizando la ley ómnibus]
LPOJuan Casas

La diferencia entre los que se inclinaron por la votación a favor y los que lo hicieron en contra fue aplastante. En ciertos capítulos hubo alrededor de 30 voluntades de distancia: el de Reforma del Estado se aprobó por 135 a 108, el de privatizaciones por 138 a 111 y el de Reforma Laboral tuvo un pico de 140.

Un sector de la oposición asistió con estupor a la supremacía libertaria en las votaciones, mientras que los miembros de las bancadas colaborativas habían cambiado su apreciación sobre la tensión y el nerviosismo durante la madrugada del martes. Aun cuando durante el fin de semana previo habían deslizado que había aspectos de la ley en los que la cantidad de diputados a favor y en contra era muy pareja, antes de la votación en general una diputada radical admitió ante LPO que la UCR aportaría votos suficientes para que salieran los artículos más polémicos.

El RIGI, otro de los puntos que hasta los libertarios creían complicado entrada la noche del lunes, también pasó sin problemas con el apoyo de 134 diputados

Para la reforma de las leyes laborales, finalmente, habría primado la muñeca de Pichetto, que incluso obturó la propuesta de Martín Tetaz para que se incorporaran puntos del dictamen del radicalismo que el rionegrino cuyo descarte había forzado el rionegrino, como la cuota sindical que cobran las organizaciones gremiales en cada acuerdo paritario. "La CGT acordó", repetían por lo bajo entre los opositores más aguerridos.

Fue Myriam Bregman quien recordó que el fondo de cese laboral, más conocido como el seguro de desempleo que tiene la UOCRA, fue un invento del onganiato que terminó formalizando Jorge Rafael Videla en la última dictadura. "Lindo regalo para los trabajadores un día antes del 1º de mayo", dijo.

El RIGI, otro de los puntos que hasta los libertarios creían complicado entrada la noche del lunes, también pasó sin problemas con el apoyo de 134 diputados. "El RIGI no se puede votar y no puede salir, nos vinieron a ver desde Adimra hasta la última de las aociaciones de pymes", decían en un despacho radical, e ironizaban que si se aprobaba solo sería "bajo sospecha" porque "es una ley con nombre y apellido".

La votación para la eliminación de la moratoria previsional aprobada el año pasado fue la única que bajó la línea de los 130 votos durante el tratamiento de la ley ómnibus. Con 125 a favor y 113 en contra, terminó aprobándose la iniciativa que coló la UCR para que se implemente una Prestación de Retiro Proporcional.

Con este régimen, las personas en edad de jubilarse que no hayan completado los aportes podrán acceder a un ingreso 20 por ciento inferior al de quienes perciben la minima. Por eso, el kirchnerismo y la izquierda denunciaron que, en los hechos, ese cambio implica un ajuste del 20 por ciento en las jubilaciones de 800 mil argentinos.

Fuente: CONSENSO PATAGONICO

comentarios
0

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

campos obligatorios

LO MAS RECIENTE
Fuga de divisas y desindustrialización

27.04.2024

La visión fiscalista explica la fuga de capitales en la pérdida de confianza en la moneda local y la justifica, dice el trabajo. En oposición, explica que la fuga es resultado del modelo de valorización financiera que relega la inversión interna y el desarrollo industrial