POLÍTICA NACIONAL

Alberto Fernández y su mensaje al kirchnerismo: «Entre nosotros no está el enemigo»

02.06.2022

El mandatario marcó terreno ante el Oficialismo y la Oposición. Habló de la Economía y del frente interno en la coalición de Gobierno.

Alberto Fernández y su mensaje al kirchnerismo: «Entre nosotros no está el enemigo»

El mandatario marcó terreno ante el Oficialismo y la Oposición. Habló de la Economía y del frente interno en la coalición de Gobierno.

El presidente Alberto Fernández participó del acto de la Confederación de Sindicatos Industriales en sede de SMATA y lanzó sendos mensajes al kirchenrismo y al macrismo. El mandatario volvió a redoblar la apuesta en contra de Mauricio Macri, ex presidente de la Nación, y soistuvo que "para Macri el trabajo es un costo", en tanto que para el Oficialismo y la coalición gobernante esto no es así.

En el mismo sentido, también tuvo palabras que veladamente se refirieron a las diferencias internas en el Frente de Todos y dijo que "entre nosotros no está el enemigo".

 

De este modo, el jefe de Estado volvió a posicionarse en estos tiempos complicados en el que debe pelear a dos frentes, incluso evitando el "fuego amigo".

 

En su discurso en la sede de SMATA, Alberto Fernández también habló de la Economía local en tiempois de coronavirus y sostuvo: "Tuvimos que resolver el problema de la Deuda en medio de la pandemia. Tuvimos que hacer frente a la pandemia sin recursos".

 

En este sentido, manifestó que "la Economía que se cae se puede recuperar, la vida no", haciendo mención al cese de actividades propiciado durante la larga cuarentena por Covid-19; en tanto que así mismo aseguró que pese a ese estado de cosas "el salario real poco a poco le va ganando a la inflación".

 

"El Estado está para igualar", dijo Fernández.

 

El mandatario, entre tanto, también dijo que en el Gobierno están "para pensar en los argentinos", afirmando que: "Hemos creado 70 mil empleos en la actividad industrial"

Durante el acto de sede de SMATA, Fernández reclamó unión en el Frente de Todos y dijo: “Debemos estar unidos, cuando nos dividieron ganó Macri”. Así mismo sostuvo que quienes plantean diferencias en el oficialismo “no pueden ser los enemigos”.

 


El mandatario aseguró también que los enemigos “son los que sumieron a la Argentina en la desgracia que vimos y que hoy recordamos”. Así se expresó durante un acto con gremialistas en el 77° aniversario de la fundación del Sindicato de Mecánicos y Afines del Transporte Automotor (Smata).

 

En la misma tónica que ayer, el Presidente habló junto al Secretario General del SMATA, Ricardo Pignanelli y volvió a criticar a su antecesor Mauricio Macri, ganándose los aplausos del auditorio. En primera línea, estaban ubicados el embajador en Brasil, Daniel Scioli, al dirigente del Movimiento Evita "Chino" Navarro, y al secretario general de la Presidencia, Julio Vitobello.

 

"Estamos enfrentándonos a tipos que no paran de decir barbaridades, barrabasadas, olvidándose lo que hicieron. De los 44 meses que duró la gestión, en 46 meses consecutivos se observo destrucción del empleo industrial. El salario real se redujo en 20 puntos. Digo todo esto para que sepamos donde estábamos y lo que hicieron los que hoy andan dando cátedra. 

 

"Tampoco olvidemos que debemos estar unidos. El que dijo 'todos unidos triunfaremos', tiene razón. Porque cuando nos dividieron ganó (Mauricio) Macri", enfatizó con vehemencia.

Fuente: DIARIO26

comentarios
0

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

campos obligatorios

LO MAS RECIENTE
Un efectivo operativo clamor por Massa

29.07.2022

La llegada del actual presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, al gabinete nacional estuvo precedida por un sinnúmero de expresiones de respaldo.Gobernadores, legisladores y sindicalistas clamaron por su llegada.