GREMIALES NACIONAL

Pianelli: A Roberto Fernández falta que lo nombren ministro de Macri

09.01.2018

El referente de Metrodelegados arremetió contra el jefe de la UTA, apuntó al aumento de transporte y destrozó la gestión Macri: "Prometió 10 kilómetros de subte, ganó las elecciones y no hizo nada".

La UTA desoyó a la CGT en plena crisis y levantó el paro de transporte

Roberto “Beto” Pianelli empezó a trabajar en el subterráneo de la Ciudad de Buenos Aires en 1994, pocos meses después de que la empresa Metrovías tomara la operación del servicio, durante la gestión de Carlos Saúl Menem. Sus inicios fueron como boletero, tras un fugaz paso por el Teatro Broadway, donde consiguió un empleo como acomodador. Más de dos décadas después, conduce la Asociación Gremial de los Trabajadores del Subte y Premetro (AGTSyP/Metrodelegados) y discute paritarias y condiciones salariales con la compañía del Grupo Roggio que lo contrató en los albores del proceso privatizador peronista.

Enfrentado con la Unión Tranviarios Automotor (UTA), Pianelli dispara contra su jefe, Roberto Fernández. “Falta que lo nombren ministro de (Mauricio) Macri”, cuestiona y hace hincapié en la posición del gremio ante el paro de algunas entidades sindicales por la reforma jubilatoria. Desde su fundación y puesta en funcionamiento, Metrodelegados mantiene una disputa histórica con la UTA por la representación de los trabajadores del transporte bajo tierra que derivó en la Corte Suprema de Justicia.

A horas del anuncio del Gobierno en torno al incremento en las tarifas del servicio de transporte, Pianelli recibió a Letra P en su despacho del primer piso del edificio de Metrodelegados, sobre la calle Carlos Calvo, en el barrio de San Cristóbal. “Reafirma el paradigma social del Gobierno”, advirtió sobre el aumento autorizado por Cambiemos.

En un jueves agobiante por el calor, abre las puertas de su oficina, donde abundan imágenes y dibujos que rememoran su formación trotskista. El decorado del despacho tiene su correlato literario: durante el verano planea avanzar con la lectura de "El hombre que amaba los perros", la novela del escritor cubano Leonardo Padura que versa sobre León Trotsky y su verdugo, el español Ramón Mercader. También, hay una fotografía con Cristina Fernández de Kirchner  en la Casa Rosada e imágenes con sus compañeros del subte y organizaciones sindicales internacionales. Tras militar en el MAS, confiesa que se define como kirchnerista desde el cimbronazo político que significó para el gobierno de CFK la 125 y la pelea con las entidades rurales. Actualmente, integra la conducción de Nuevo Encuentro y es secretario de Salud Laboral en la Central de Trabajadores Argentinos (CTA autónoma).

A casi seis años del traspaso del subte de Nación a Ciudad, firmado por Cristina y Mauricio Macri en 2012, Pianelli destroza la gestión PRO en el subterráneo y reclama una estatización total del servicio, mientras la administración de Horacio Rodríguez Larreta propone un nuevo contrato para mantener el transporte subterráneo concesionado por el sector privado. “La gestión del PRO en el subte es una chantada”, cuestionó el líder sindical.

 

BIO. Roberto Pianelli tiene 51 años, nació en Buenos Aires y es el secretario General de la Asociación Gremial de los Trabajadores del Subte y Premetro desde 2011. Militó en el MAS (Movimiento Al Socialismo) en los ochenta y su vinculación lo llevó a vivir en la provincia de Córdoba. En 1994 ingresa a trabajar en el subte porteño y actualmente es parte de la conducción nacional de Nuevo Encuentro.

 

 

-¿Qué lectura hace del aumento de transporte anunciado por el Gobierno?

-Es un tarifazo monumental que lo único que en verdad reafirma es el paradigma social del Gobierno. En la Ciudad de Buenos Aires venimos discutiendo esto cuando se hicieron cargo del subterráneo. El transporte en las grandes urbes es un derecho, no una mercancía. Este concepto es una diferencia de paradigma. Hacer un celular tiene un costo, hay mano de obra y cuenta con una ganancia. El transporte no es eso. Los derechos universales consagrados son la salud, la educación, la vivienda, el trabajo y aquel que en las grandes urbes no tiene acceso al transporte no tiene acceso a los demás derechos. No podes ir a la escuela, no podes recrearte, no podes ir a laburar. Por eso el transporte tiene que ser accesible a todo el mundo.

-¿Está de acuerdo con la creación del sistema multimodal de trasbordo entre transportes?

-El aspecto más progresivo del tarifazo anunciado termina siendo regresivo porque hay que evaluarlo en el contexto. Hay un sablazo global del 66% de la tarifa pero presentado junto a una medida necesaria, pedida a gritos desde hace tiempo y que implica que haya un sistema que unifique a todos los medios de transporte porque hay personas que tienen que tomar varios transportes.

-¿Tienen medido qué cantidad de gente encadena transportes para movilizarse?

-Entre un 12% y un 15% de la gente que viaja utiliza dos o más medios de transportes. Hace años que venimos diciendo que a este sector hay que beneficiarlo con una sola tarifa, pero este anuncio está hecho de manera mercantilista porque, si bien hay una reducción en el segundo y tercer viaje, se cobran las tres tarifas. Tendría que ser un solo pasaje para los distintos transportes, como en Barcelona, Madrid y en Nueva York. Cambiemos lo hizo a medias y mal porque el sistema multimodal también se hace pensando en el mercantilismo. Uno lo escucha a (Guillermo) Dietrich y parecería que la gente va a pagar menos. No. Ese 15% va a seguir pagando más.

-Usted dijo que el Gobierno “quiere” llevar el boleto del subte a $30. ¿Es información u opinión?

-"A este sector hay que beneficiarlo con una sola tarifa, pero este anuncio está hecho de manera mercantilista porque, si bien hay una reducción en el segundo y tercer viaje, se cobran las tres tarifas. Tendría que ser un solo pasaje para los distintos transportes, como en Barcelona o Nueva York."

-Quieren llevar la tarifa a un valor altísimo. Hay países europeos que tienen la tarifa muy alta, a más de uno o dos euros. El plan de Cambiemos es llevar el subte a un euro o un euro y medio. Imitan lo regresivo y no lo progresivo, como es el aspecto de que en Europa el transporte es monopólico y garantizado por el Estado. Acá todo lo contrario, avanzan con las concesiones.

- A propósito de las concesiones, ¿cuál es la lectura de Metrodelegados sobre el nuevo contrato del subte en la Ciudad?

-Nosotros somos estatistas pero en este caso en particular, con Sbase y con este Gobierno, realmente nos da un poco de miedo ser estatistas. Para nosotros el transporte tiene que ser monopólico, del Estado y tiene que abarcar no solamente a los subtes, también a trenes y colectivos. Porque sino es una competencia desleal del Estado contra privados, que a su vez es subsidiado por el Estado. El subte no se paga con el boleto del subte, se paga con el 80% del subsidio del Estado. Le dejaste de cobrar impuestos a los grandes grupos concentrados y querés paliar ese déficit fiscal con aumentos de los servicios a la gente.

-Usted apoyó el proyecto del kirchnerismo para estatizar el servicio del subte en la Ciudad. ¿Cómo sería un subte estatal?

-Pero no es sólo el subte. Habría que estatizar todo el sistema de transporte. Debería existir una empresa unificada estatal que regule el transporte. Si el Estado monopoliza el sistema y servicio de transporte evita concesionar todos los servicios a un privado y que haya un montón de lobby que complique a los servicios, como sucede con la extensión del subte y las empresas de colectivos.

-¿Qué ejemplo de modelo exitoso de gestión estatal del transporte puede marcar?

-El modelo exitoso de gestión de transporte está ligado a la política. En Argentina tuvimos un sistema ferroviario maravilloso y la política lo destruyó. Argentina tuvo el sistema de tranvías más grande de América Latina y lo destruyeron cuando vino el “boom” petrolero. El sistema inglés era perfecto hasta que llegó (Margaret) Thatcher y privatizó todo. Se fue y hubo que estatizar todo de vuelta.

-¿Qué modelo de gestión estatal sería aplicable a la Ciudad?

-Nosotros apoyamos todos los proyectos estatistas presentados en la Legislatura y, por afinidad ideológica, en el que más impusimos nuestro criterio fue en el del Frente para la Victoria. Lo que decimos es que en un gobierno como el de Cambiemos no puede quedar en manos del gobierno porque es un gobierno de privatizadores, de CEOs. Si vos dejás una empresa estatal a un gobierno de CEOs, te la destruyen para hacer negocios. Presentamos un modelo en donde se proponía un directorio con participación del Gobierno, los trabajadores, usuarios y la oposición.

 

-Tras tironeos y una interna feroz con el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, la Ciudad tomó el control total del subte en el año 2012. ¿Cómo evalúa la gestión del subte del PRO?

- (Entre risas) Lo primero que hicieron fue cambiar los televisores viejos y poner LED. Después, pintaron e hicieron murales. No está mal pero no es lo más importante dedicarse a las cuestiones estéticas. Justo en ese año ingresaron los trenes chinos comprados por el gobierno de Cristina. Pedían la operación, el Gobierno nacional se la dio y tampoco hizo nada. Cuando se la dieron lloriqueaba, amenazaba con devolverlo. Después, cuando lo tuvieron de la forma que ellos querían, con el contrato que ellos querían, tampoco hicieron nada.

 

La gestión de Macri en el subte fue una chantada, un desastre. Una chantada absoluta. Prometió 10 kilómetros de subte, ganó las elecciones y no hizo nada.

 

-¿Considera que mejoró o empeoró el servicio y el funcionamiento del subterráneo?

-El servicio empeoró desde que el PRO tiene el control del subte. Tenemos la Línea H nueva, que mejoró en estos años. Se inauguraron y terminaron estaciones y ese servicio anda bien, aunque tiene una saturación de gente gigantesca.

-¿En qué instancia está la disputa entre Metrodelegados y la UTA?

-En el último año del gobierno kirchnerista obtuvimos la personería gremial y lo primero que hace la UTA, como sabíamos, era recurrir a la Justicia para apelar. Cuando asume Jorge Triaca en el Ministerio de Trabajo, el Gobierno mantiene el expediente demorado para que no vaya a la Cámara. Y cuando llega, en un fallo exprés, la Cámara falla en contra nuestro, en el medio del conflicto bancario y docente de principios de 2017. Fue un hecho político en medio de una contraofensiva antisindical del Gobierno. En 10 días no se puede leer ese expediente porque tiene miles de hojas. Apelamos ante la Cámara y el tema quedó en la Corte Suprema. La situación es una nebulosa, pero la última personería la tenemos nosotros y ellos tienen un fallo en contra. No lo reconoce la UTA como tampoco Metrovías.

 

-¿Usted dice que el Gobierno tiene interés en ese expediente?

-El Gobierno está detrás de nuestra pelea con la UTA. Si le están por dar un Ministerio a (Roberto) Fernández. Dietrich le agradeció y lo dijo claramente el otro día cuando señaló que ‘hemos trabajado todo este aumento con Roberto Fernández’. A Roberto Fernández falta que lo nombren ministro de Macri. En cualquier momento, es viceministro de Transporte. Lo que hizo la UTA en el paro general fue vergonzoso. Ningún sindicato puede reconocer que la UTA defiende a alguien.

"El subte tiene que volver al horario viejo, que sería acorde a la realidad de los subtes de otros países. Ninguno tiene un servicio más corto. Buenos Aires tiene vida nocturna, muchos turistas, pero a las 11 de la noche el subte muere."

 -¿Qué panorama ven para la negociación paritaria?

-Vamos a hacer un pedido de adelanto. Un bono compensatorio por los niveles inflacionarios que han superado la paritaria que hemos firmado. Tenemos paritarias en marzo y analizaremos con el centro CIFRA de la CTA cuáles son las proyecciones para 2018.

-¿Por qué Metrodelegados cuestionó el corrimiento del horario del subte propuesto por el Gobierno de la Ciudad?

-Nosotros venimos planteando hace mucho tiempo que el subte tiene que volver al mismo horario que tenía antes de la privatización. El horario que tenía desde que se fundó hasta 1988, cuando funcionaba de la cinco de la mañana hasta la una. Ese año fue la famosa crisis energética que generó cortes programados de electricidad en toda la Argentina. En el subte se toma como medida cerrar a las 11 de la noche. El gobierno de Raúl Alfonsín tomó la decisión de cortar antes el servicio en vez de hacer cortes. La crisis energética pasó y cuando lo privatiza Carlos Menem se mantuvo el mismo horario. El subte tiene que volver al horario viejo, que sería acorde a la realidad de los subtes de otros países. Ninguno tiene un servicio más corto. Buenos Aires tiene vida nocturna, muchos turistas, pero a las 11 de la noche el subte muere.

-¿Metrodelegados va participar de la audiencia pública por el incremento de la tarifa del subte?

-Vamos a ir a la audiencia a plantear que estamos en contra del aumento, como hicimos en todas las audiencias. El subte ya es caro y vamos a exigir que la audiencia se haga en un lugar accesible a la gente, que sea comunicada, que sea fácil de participar. Exigimos que sea una audiencia pública, no una audiencia a las escondidas. La última fue tan escondida que la hicieron en el Centro Cultural San Martín y entró un grupo de gente y la suspendió.

 

 

Por GONZALO PALESE

Fuente:LetraP

Fuente: CONSENSO PATAGONICO

comentarios
0

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

campos obligatorios

ZONA VIDEO
Ingresá a nuestro canal de YouTube para acceder a la más completa selección de noticias en video.
encuesta

¿Está de acuerdo con la Reforma Laboral?

RESULTADOS
LO MAS RECIENTE
Operación Millonaria para desprestigiar a Gustavo Melella

18.10.2018

En la mañana de hoy INFOBAE24  medio digital elabora un analisis de lo acontecido con el intendente Gusata Melella, empieza a preguntarse que  llama la atención el Brutal ataque mediático contra Gustavo Melella.Desde hace una semana y sin descanso, el diario Infobae, de gran alcance nacional, ha comenzado una  inédita e insólita campaña de desprestigio contra el intendente de Rio Grande Gustavo Melella.